Acompañar desde la vocación

pinardiBLOG, DESTACADAS0 Comments

Adilia – Trabajadora Social de la Plataforma Social Pan Bendito

Cuando me invitan a escribir mi experiencia de trabajo en Pan Bendito, vuelvo a recordar, que soy Trabajadora Social por “Vocación” . Y recordar es volver a pasar por el corazón lo que uno ama y recordar mi vocación, es mantener viva una de las prioridades en mi vida.

Para mí, Ser Trabajadora Social en Pan Bendito, es una oportunidad de seguir creciendo como persona y como profesional, el encuentro diario con personas con pequeñas o grandes dificultades sociales y algunas con gran riesgo de exclusión social, me hacen ver, reflexionar y darle otro sentido a mi vida, cambiar mis prioridades, ser más consiente y agradecida con todo lo que me rodea.

En primer lugar, ser agradecida con las personas que acompaño socialmente, el acompañar sus vivencias y dificultades, me hace recordar que me acerco a tierra sagrada. La vida de cada persona, de cada familia es acompañada de forma única e individual, muchas veces no podemos resolver todos los problemas, pero si podemos escuchar, empatizar, acompañar y empoderar a las familias, para lograr transformar sus vidas y la sociedad en la que vivimos.

En segundo lugar y no menos importante, ser agradecida con mis compañeras de trabajo, gracias a ellas y a las reuniones de equipo, el trabajo y servicio que realizo se hace menos pesado y más llevadero, pesado en el sentido de tanta pobreza real, tantas necesidades por cubrir, y muchas veces sentirme con las manos atadas ante tanta falta de recursos sociales, para paliar las situaciones diarias, porque en Pan Bendito sobran las necesidades y faltan los recursos, y como diría Helder Cámara “Cuando alimenté a los pobres me llamaron santo; pero cuando pregunté por qué hay gente pobre me llamaron comunista”.

En Pan Bendito, hay que ser voz de los que no tiene voz, hay que seguir apostando por acompañar y transformar la situación de vulnerabilidad de las familias. En definitiva en éste momento de mi vida, estar en Pan Bendito, es una llamada personal a la coherencia con mi propio estilo de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *