LA EXPERIENCIA DE APRENDER CADA DÍA

pinardiBLOG, DESTACADAS0 Comments

Miriam Ortiz, con destinatarios del Área de Empleo de Las Naves

Cuando me pidieron que contara mi experiencia como educadora en Pinardi tengo que reconocer que lo primero que se me pasó por la cabeza fue qué podía contar yo con el poco tiempo que llevo trabajando aquí. Sin embargo, inmediatamente me di cuenta de todo lo que se puede aprender cuando se hacen las cosas con ganas e ilusión.

Desarrollo mi trabajo en Las Naves, en Alcalá de Henares, en el programa de empleo desde hace casi 6 meses. Entrar a trabajar allí me resultaba bastante familiar al estar como animadora en el Centro Juvenil Salesianos Alcalá desde hace 5 años y haberme criado allí desde que era muy pequeña.

Para mí cada día supone un aprendizaje nuevo y una oportunidad de crecer a nivel personal. Además, el trabajar con compañeras que lo ponen todo más fácil, hacen la experiencia mucho más amena y me ofrecen la confianza necesaria para poder apoyarme en ellas cuando lo necesito, haciéndome sentir como una más desde el primer día.

No todos los trabajos están orientados a tratar con personas, ayudarlas y acompañarlas. Y este sí, y resulta muy satisfactorio ver cómo esas mismas personas van consiguiendo logros y también van creciendo. Está claro que no siempre todos los casos son fáciles, pero creo que eso mismo también me hace ver la realidad que tenemos a pie de calle y lo importante que es no juzgar a las personas hasta no conocer su historia, algo que no siempre es fácil.

Gracias al tiempo que llevo trabajando aquí, voy descubriendo poco a poco todo lo que me llena y la seguridad que me está aportando.

En definitiva, ganas de aprender, empatía y compañerismo rodean cada día y hacen que ir a trabajar sea toda una experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *