PROYECTO BARRIOS: DIETA MEDITERRÁNEA

pinardiNOTICIAS0 Comments

Dicen que la dieta mediterránea es una de las dietas más completas y nutritivas.

El Campamento Urbano de BARRIOS ha sido el broche de oro a unos meses de aprendizaje y convivencia. Aprendizaje, por la posibilidad que han tenido los chicos y chicas del Taller de Conversación de Español de mejorar en su manera de expresarse y comunicarse, y más importante a su edad, si cabe, porque se les abre un mundo lleno de enseñanzas para la vida.

Convivencia, porque en el encuentro con los demás es donde realmente nos sentimos parte de un grupo, nos sentimos importantes; los compañeros y compañeras nos nutren y completan nuestra personalidad y nuestra manera de ser y estar.

Dos semanas de campamento, con caras conocidas, y con nuevas caras… Pero todo cambia cuando se dejan a un lado las responsabilidades académicas, y lo que importa es divertirse, conocerse, descubrir nuevos lugares, o incluso a compañeros y compañeras que, en un ambiente de ocio y tiempo libre, muestran lo mejor que llevan dentro, “al natural”, desde la espontaneidad y la conexión.

Nuestra dieta mediterránea, la de este campamento, nos deja una mezcla de sabores y olores. Sonrisas, miradas, complicidad. Ilusión, novedad, sorpresa. Divertirse con pequeñas cosas. Sentir que todas las personas suman, y nadie es más (ni menos) que nadie. Una mezcla de países, de culturas… con curiosidades e inquietudes muy parecidas. Música, deporte, dinámicas de grupo. Emocionarse, reírse, bailar como si no hubiera un mañana. Nervios, adrenalina, celebración. Piscina, playa, dormir fuera de casa…

Lo que para algunas personas es algo habitual y común, para otras ha sido la primera vez que han vivido algunas de estas experiencias. Y para las educadoras y educadores que les acompañamos en todo el proceso, os aseguramos que no hay dinero en el mundo que pague la ilusión de ciertas miradas y sonrisas, el agradecimiento que, sin expresarlo explícitamente, se percibe en la manera de relacionarse y de disfrutar de los detalles, del agua, de una merienda, de una fiesta, de un programa de radio, de unos buenos días, de unas buenas noches.

Si Don Bosco viviera en este siglo, disfrutaría como un niño. Como el que más. Y se desviviría por no desperdiciar ni un solo segundo para estar con ellas y ellos, con los jóvenes. Con quienes, pese a las dificultades de la vida, y a las injusticias que les rodean, intentan ser felices y comprenden que la felicidad de quienes están a su alrededor es tan importante como la propia. Y entendiendo eso, interiorizan que el juego es solo un simple pretexto. Porque detrás… hay mucho más.

Y todo esto es posible gracias a que hay quien se preocupa de organizar, programar, diseñar, contactar… Y quien colabora económicamente o financia este tipo de proyectos. Y hay quien sueña… Porque, sin sueños (y nunca nos cansaremos de repetirlo), nada… nada tendría sentido.

 

¡Gracias por soñar con nosotros y nosotras! ¡Feliz verano!

“Acompañando sueños, transformando realidades”.

 

N.B.: El Proyecto BARRIOS se desarrolla en la Plataforma Social VALORA (Parla), entidad miembro de la Federación de Plataformas Sociales Salesianas PINARDI. El proyecto cuenta con la colaboración del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y del Fondo de Asilo, Migraciones e Integración de la Unión Europea.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *