Trabajar por y para los chavales de Don Bosco

pinardiBLOG, DESTACADAS0 Comments

Luis Valverde, en una de las actividades con los más jóvenes de Pan Bendito

Tras estar durante 6 años en el Centro juvenil La Balsa (Estrecho), quise experimentar otra realidad fuera de mi entorno. Desde la semana de experiencia vocacional, me llamó mucho la atención el trabajo de las Plataformas Sociales y,  tras visitar algunas, quise vivir la experiencia de ejercer como voluntario en la Plataforma Social Pan Bendito.

Lo primero que me llamó la atención fue la acogida y la enseñanza recibida en tan poco tiempo por parte de los educadores siendo o no del ambiente salesiano. Además me sorprendió gratamente el trabajo en equipo y cómo el equipo educativo se relacionaba con los jóvenes. En segundo lugar son los niños/as con los que he estado lo que ha hecho que el voluntariado fuese una gran experiencia, de esas realidades completamente diferentes, que a uno le toca el corazón.

Cuando estás con ellos lo único que quieres hacer con ellos es hablar, jugar, cantar…y, sobre todo, sacarles una sonrisa. A pesar de muchas veces puedes perder la paciencia al fin y al cabo te das cuenta que  “son los chavales de Don Bosco”, esto se hace por y para ellos.

Sinceramente doy las gracias por haber vivido esta semana de voluntariado. He sentido que puedo ser útil para los demás y recibir lo que he dado multiplicado por mil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *