ESTO SOLO ES UN POQUITO DE UNA LARGA HISTORIA

adminBLOG, DESTACADAS

Me paro y pienso cómo voy a escribir mi experiencia en tan pocos párrafos, pero son suficientes para poder decir lo más importante.

Entré a formar parte de Valora con doce años, nunca pensando que iba a ser tan importante para mí este centro, ni que iba a durar mucho en él. Pero transcurrido el tiempo, me di cuenta de que no sólo era un lugar en el que hacer los deberes y estudiar, entre otras cosas. Me di cuenta de que era mi casa. Las personas que había allí no sólo eran mis compañeros y educadores: eran mi familia, esa familia que yo había elegido y con la que he crecido y vivido el día a día.

Aprendí a convivir, aprendí a valorar, respetar, disfrutar y aprovechar todo, pero lo más importante, a aprender cada día más para poder enseñar y dar todas esas cosas que me enseñaron y me dieron algún día a mí.

Un día me preguntaron ¿por qué vas a Valora? y les contesté “Porque cuando entro por esa puerta dejo todos mis problemas fuera y aprendo a disfrutar de esas pequeñas cosas que nos pone la vida, porque te ayudan sin pedir nada a cambio, porque nos enseñan que para todo hay una solución y que todo lo que sueñes con esfuerzo lo puedes conseguir”.

Y ahora que llevo tantos años en Valora, pienso que he tenido mucha suerte de estar aquí y me siento muy orgullosa por pertenecer a esta Casa, orgullosa de estos educadores que todos los días lo dan todo por nosotros, por enseñarnos, por ayudarnos, por ser nuestros papás y mamás, hermanos, por serlo todo y los admiro por su trabajo y gran esfuerzo, porque es duro estar con tantos chicos y poder enseñarles y ayudarles en tantas cosas.

Gracias, simplemente gracias por esta oportunidad. Y siendo mi último año aquí me despido diciendo que Valora para mi es mucho más que un camino.

Siham Mohouti (Valora)