MI EXPERIENCIA EN CABRIA

adminBLOG, DESTACADAS

Llegué a Cabria cuando tenía 14 años después de haber pasado por innumerables experiencias que no me ayudaron en absoluto. Me acuerdo perfectamente del primer día. Estar allí me parecía un castigo más por mi mal comportamiento de los últimos años.

Por eso no me lo tomé en serio, ni mucho menos. Día tras día llegaba allí, hacía los ejercicios, un par de actividades y vuelta a casa. No había ningún cambio. Pero eso no fue siempre así. Con el paso del tiempo todo empezó a ser distinto, sobre todo gracias a una de las educadoras. “Simplemente” me brindó toda su confianza, su atención y unas palabras: “todo cambiará”, me dijo.

Y de repente: todo cambió. ¡Había cambiado! ¡Yo había cambiado! Me sentía más responsable. Será que cuando te prestan un poco de atención es cuando sacas lo mejor de ti. Y efectivamente, gracias a mis educadores conseguí ese cambio que solo ellos fueron capaces de ver en mí. Entonces me vi con fuerza para seguir solo. El cambio se notaba: volví a estudiar, a centrarme y, por supuesto, me sentía mejor conmigo mismo.

Hace un año y medio, por casualidades de la vida, o no, me encontré con Raquel de Cabria. Conversando con ella me preguntó si quería acercarme a conocer a los chicos de este año para ver lo que seguían haciendo y……¿por qué no? Me acerqué.

Durante este último año he sido voluntario en Cabria y, ahora que estoy al otro lado, veo a chicos en situaciones parecidas a la mía. Ahora más que nunca me doy cuenta lo necesaria que es gente como Bea, personas que mientras nadie nos valora, ella nos da su confianza y fuerza para seguir adelante.

He aprendido mucho tanto a un lado como en el otro. Sin embargo, la experiencia de ayudar a chicos y chicas en situaciones difíciles pero que a pesar de todo nunca se les va la sonrisa no tiene precio. No puedo despedirme sin antes dar las gracias a Merche, Esther y José. Sin ellos Cabria no sería lo que es: un sitio para olvidarte de los problemas, para comunicarte y aprender. Y sobre todo agradecer a Bea por dónde estoy y por quién soy.

Gracias.

cabria

Alberto Belda Raya- Voluntario y antiguo usuario de Cabria