¡No había día que no aprendiese algo!

pinardiBLOG, DESTACADASLeave a Comment

Nuria – Pan Bendito

Comencé a formar parte de la Plataforma Social Pan Bendito hace año y medio, cuando en el instituto al que iba se nos dio a los estudiantes la oportunidad de colaborar como voluntarios en diferentes proyectos. Yo, quizás por cercanía o por curiosidad, elegí éste.

Aunque entré con un poco de miedo el primer día, los niños pequeños de la Ludoteca me trataron como a una más de su pequeña familia y, aunque sólo les veía una vez a la semana, hacían que ese tiempo que pasaba con ellos fuese especial.

Gracias a los momentos que pasé con los más jóvenes decidí seguir en el Campamento Urbano: nuevos niños y niñas, nuevas actividades, nuevos voluntarios y educadores que hicieron de ese campamento mágico en todas sus formas. ¡No había día que no aprendiese algo!

Después de haber tenido un primer y segundo contacto, quise formarme un poco más y entré al grupo de Premonitores donde profundizamos en la materia de ser monitores. ¡Y este verano mis compañeros y yo lo pondremos en práctica!

A día de hoy participo en el Centro de Día donde he conocido a compañeros y educadores maravillosos los cuales me han hecho crecer académica y personalmente.

Por último quiero dar las gracias al proyecto, a los educadores, a los voluntarios y a los niños que lo componen.

¡MUCHAS GRACIAS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *