Tarde de juegos de ayer y de hoy en el retiro

adminNOTICIAS

Los menores del proyecto PASA (proyecto de atención socioeducativa) de la plataforma social Lumbre participaron en la experiencia llamada Comparte, una experiencia de actividades intergeneracionales, que tuvo lugar el 12 de abril en el Parque del Retiro y que está promovida por la Fundación Repsol y fundación Voluntarios por Madrid.

El evento que fue inaugurado por la Directora General de Familia, Infancia y Voluntariado del Ayuntamiento de Madrid, Dolores Flores y el vicepresidente de la Fundación Repsol, César Gallo, consistió en participar en juegos tradicionales y actuales en equipos formados con menores de nuestro proyecto y ancianos de centros de día de Madrid. El objetivo de la actividad era poder compartir momentos lúdicos entre personas de varias generaciones y facilitar mediante el juego el desarrollo de valores.

Después de una primera impresión de por parte de nuestros menores del proyecto, al ver los juegos y población anciana, se pasó a distribuir a un menor por cada dos adultos. Cada equipo tenía que participar en juegos tradicionales y actuales. De esta manera los menores pudieron explicar a los adultos como es jugar a la x-box kinect, al pictionary y a las construcciones. Los menores en cambio, pudieron experimentar cómo jugaban los adultos en juegos tales como la Rana, la peonza, el parchís, y el 3 en raya. Los menores descubrieron que se puede disfrutar con los juegos tradicionales de los adultos, y que supone más destreza este tipo de juegos que los videojuegos. Y los adultos se vieron participando en la x-box en juegos de bolos, descubriendo que no es tan complicado. Casualmente, los ancianos ganaron a los menores en los bolos interactivos.

El final de la tarde, concluyó con una gymkana fotográfica, en la cual los equipos tenían que fotografiarse realizando un valor. Cada equipo se organizó, para poder realizar las fotografías, y el resultado de esta gymkana fueron fotos creativas en donde se refleja el buen ambiente percibido en cada equipo.

Al finalizar la jornada, nuestros chicos quisieron continuar practicando en la Rana mientras el resto de participantes abandonaba el recinto, descubrían así la riqueza que suponen nuestros mayores, y la importancia de un envejecimiento activo y saludable en el marco de una sociedad para todas las edades.